Compartir

A falta de cuatro jornadas para finalizar el campeonato regular, las azules se encuentran a las puertas de poder disputar otra fase de ascenso a la máxima categoría nacional. Situadas en la segunda plaza, con una distancia de tres puntos más el golaveraje sobre el Bilbo, su inmediato perseguidor, las navarras, con un coeficiente de 2.34, serían a día de hoy uno de los 6 conjuntos que disputarían los play off  de ascenso.

La lucha hasta el final de Liga se antoja por lo tanto muy dura. Y la primera piedra de toque será precisamente este fin de semana, en el que las pamplonesas visitan la siempre complicada pista del Ordizia guipuzcoano. El conjunto del Goierri es un viejo conocido para las azules, al que llevan toda la vida enfrentándose y quien también vivió sus años gloriosos logrando el ascenso a Primera División hace pocas temporadas.

Sin embargo, poco tiene que ver el actual equipo entrenado por Iñaki Heras con aquella plantilla, de la que apenas quedan componentes como son Peke, Oli o Ane. Las guipuzcoanas, muy renovadas, ocupan la décima plaza con 29 puntos en su casillero, en una temporada de lógica adaptación a los cambios.

Las azules por su parte viajan concienciadas para lograr los tres puntos y seguir afrontando las próximas finales en la buena línea que vienen marcando. Con toda la plantilla disponible a excepción de Goretti y Nerea, la convocatoria está formada por María Goñi e Irati en portería, y Vir, Villa, Ane, María, Diana, Amaia, Rebeca, Sandra, Eva y Andrea como jugadoras de pista.

El encuentro tendrá lugar en el polideportivo Majori de Ordizia a partir de las 18.15 horas.

Por su parte, tras la goleada de la semana pasada en Bilbao, el Orvina recibirá en casa al Rodiles, que podría certificar la permanencia incluso perdiendo en tierras pamplonesas.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here