Compartir
Tomás Imaz, Marta Sexmilo, Fermín Astrain, Javier Salvador 'Xaba' y Javier Iborra..

Resumen del programa ‘Osasuna a Ritmo de Rock & Roll’ de este mediodía en Cope + (Nastic 0-2 Osasuna). Con Fermín Astrain y su consejo de sabios: Javier Salvador ‘Xaba0”, Haizea Zamora, Tomás Imaz, Xabi Mata e Iván Ruiz.

‘La Contra’ de ‘El infiltrado en Tajonar’

El ‘Sospechoso habitual’ de las transmisiones de COPE, Javier Salvador ‘Xaba’: El Infiltrado en Tajonar.

Tras una derrota y cuatro empates, resultados de Osasuna después de asaltar el Mini Estadi, hace más de un mes, los rojillos volvieron a tierras catalanas para recuperar la senda victoriosa.

La mañana empezaba con la sorpresa de la vuelta al once de un histórico de la última década navarra, Don Miguel Flaño. Diego Martínez, al más estilo Camacho, colocó en el once al de Noáin, tras su ‘rajada’ de entre semana. Recordaremos para los más jóvenes, que cuando el Osasuna de Camacho agonizaba en primera, el de Ezcároz cogió el micro en una rueda de prensa en Tajonar y nos puso los pelos como escarpias. El de Cieza, que tenía a El Sadar como las tierras del Rey León cuando murió Mufasa, se lo tomó como una afrenta y puso de titular al eterno capitán los tres últimos partidos de liga. Sevilla con Kanouté, el Barça campeón de Europa con Eto’o buscando el pichichi y el Madrid en El Sadar, creo que jugaron Huntelaar e Higuaín. Balance: 0-0 contra el Sevilla, 0-1 en Barcelona, 2-1 en El Sadar con los goles de Plasil y Juanfran, salvación y retirada del 7 por todo lo alto.

Pues bien, ojalá Miguel Flaño, pueda hacer algo parecido, aunque comparar a ambos jugadores y situaciones, sea una locura… o no tanto. `El capi’, ha salido victorioso en su primer envite. Nada debería hacerle no volver a ser titular el sábado frente al Oviedo, tras su correcto partido de hoy.

La temporada de Osasuna es digna de estudio. Vuelve a ser el mejor equipo fuera de casa, en donde no ha recibido ningún gol en casi la mitad de sus partidos y donde a pesar de no ser brillante, se ha mostrado muy solvente.

La tortura de jugar en casa, sí que tiene explicación. A este equipo le falta fútbol, no se siente nada cómodo en la construcción e incluso se les ve forzados cuando enlazan cinco pases seguidos. Conclusión, fuera de casa, donde los locales siempre tienen la obligación de llevar el peso, se sienten muy cómodos. Sucede todo lo contrario en casa.

El tema mental es fundamental también en este análisis. Buenos partidos como contra el Numancia o Zaragoza, en fases claves, no tuvieron premio, algo normal en esta categoría, al igual que el hecho de recibir un gol. Pues bien, todo ello, unido a la urgencia, y vuelvo a repetir, a la ausencia de fútbol, han llevado a estos jugadores y técnicos a la zozobra continua y al ganar como sea, un error de bulto.

Osasuna tiene ciertas opciones en lo clasificatorio, pero todas ellas pasan por hacer lo que no hemos hecho hasta ahora, un partido redondo en lo futbolístico y a través de ello conseguir el triunfo. Que se puede dar, por supuesto, pero lo vemos más desde el punto de vista de la épica, que desde el punto de vista del sentido común.

Por fin hemos visto, ese 4-1-4-1 con el que partía Osasuna en pretemporada y ahí hemos vuelto a ver al mejor jugador de la temporada, Lucas Torró, una de las grandes noticias del año, junto a Unai o Kike Barja. El partido del alicantino fue descomunal, tanto en defensa como en ataque. Se valió por sí mismo para tapar la zona de recepción de los puntas del Nástic y que permitió que destacaran algo más que otros días, tanto Torres como Lasso, a los que les viene de cine tener balón y que el equipo esté junto.

Otro que marca la diferencia es Róber Ibánez, el extremo volvió a marcar, como en el Mini y debería jugar, al igual que Torró hasta en silla de ruedas. Genera desequilibrio, combina y llega a zonas de gol. Xisco ha vuelto a marcar, en una jugada circense, no de malabares, sino de la sección de los payasos. Su lesión e inactividad la está pagando, no ha vuelto a ser el de antes de salir.

En líneas generales el partido de Osasuna ha sido sólo correcto, y no Diego, éste no es el Osasuna que queremos ver, a pesar de la victoria. Y no Oier, queremos al Osasuna del día del Zaragoza, Numancia o Sporting, aunque sólo ganásemos uno de esos tres.

No tengo ninguna duda, de que el míster va a ser un gran entrenador, pero su año en Pamplona creo que lo tiene superado y hace y dice cosas que ni él mismo, si las viera o escuchara desde fuera, creería.

Cuento las horas y minutos para que llegue el sábado. En Osasuna a ‘Ritmo de Rock and Roll’ os contaremos lo que suceda en El Sadar. Y si no se gana, te haremos pasar tu rato amargo, con una sonrisa.

Por cierto, el ambiente en las gradas del Nou Estadi, helador, y el partido se ha jugado.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here