Compartir

Osasuna visita al Valladolid en la última jornada de liga a falta de  una victoria para disputar la Fase de Ascenso después de una temporada algo convulsa. Complicada, no por que el equipo haya luchado “contra viento y marea”, como viene repitiendo como un mantra su entrenador, sino por el juego rácano y aburrido del mismo. Tanto que ha dejado a muchos aficionados indiferentes, hasta el punto de escucharse silbidos en El Sadar en el último partido de la temporada, en el que Osasuna se jugaba el ser o no ser.

Una victoria en Valladolid, sin duda, enmendaría la plana y podría convertir una floja temporada en un éxito rotundo. Y es que en la Fase de Ascenso, todos los rivales temen a Osasuna, que se mueve bien en estos terrenos. Además, los de Diego Martínez parecen llegar en un buen momento de forma (en cuanto a los resultados se refiere). Eso sí, una derrota supondría un fracaso absoluto al proyecto de Diego Martínez, al primero de Braulio como Director Deportivo. Así pues, Osasuna está en una encrucijada importante, dar un paso hacia el éxito o el abismo.

A pesar de todo, los aficionados han respondido y se desplazarán a Valladolid unos cuantos centenares de seguidores rojillos. En otra situación, posiblemente, el desplazamiento habría sido más masivo, aun sin entradas. Pero la verdad es que este Osasuna ha sido una incertidumbre constante.

Eso sí, Osasuna tiene la fortuna de jugar a domicilio, que es donde mejor rendimiento ha dado esta temporada. De hecho, de vencer en Valladolid, el equipo habrá sumado más puntos fuera de casa que en su estadio a lo largo de las 42 jornadas. Un periodo en el que sólo ha sumado 16 victorias, el 38% de los partidos. A domicilio, Osasuna cuenta con una media de 0,5 goles recibidos por choque. Sin duda una buena marca. Síntomas de que Osasuna se siente más cómodo fuera de casa sin necesidad de llevar la iniciativa en el juego que en casa, llevando el peso del partido.

Lo que sucede es que el Valladolid también se encuentra inmerso en la pelea. Tanto que se encuentra empatado a 64 puntos, y depende también de sí mismo para acabar entre los seis primeros clasificados. Este equipo, que cayó derrotado la semana pasada en Zaragoza, venía de cosechar una gran racha de resultados: tres victorias consecutivas y 13 puntos de 15 posibles. Racha en la que se impuso a rivales directos como Numancia y Oviedo y empató frente al Cádiz. Osasuna, por su parte, llega en el segundo mejor momento de resultados de la temporada: con ocho jornadas sin conocer la derrota (tres victorias y cinco empates).

Osasuna no ha sido capaz de marcar más de dos goles esta temporada más que en dos ocasiones. Las dos en la primera vuelta. Los rojos anotaron tres dianas en Vallecas, mientras que en la ida hicieron cuatro al Valladolid en Pamplona. Aunque lo cierto es que sólo un equipo ha sido capaz de anotarle más de dos goles: el Alcorcón en casa. Además, sólo la Cultural y el Sporting han marcado dos tantos como visitantes a Osasuna. El resto, o uno o ninguno.

En la mayoría de los casos Osasuna se clasifica para la Fase de Ascenso, tanto ganando como empatando. Pero lo cierto es que no se puede fiar, porque en caso de cuádruple empate y victoria del Cádiz, se quedaría fuera. Es decir, que si empate y gana el resto (o ganan Numancia y Oviedo y empata el Cádiz), Osasuna se quedaría fuera. Así pues, hay que ir a por el triunfo. Podría ocurrir también que al Valladolid le sirviera un empate con Osasuna, pero para ello, el Cádiz debería perder o empatar en Granada. Se quedaría fuera si gana el Cádiz y no gana a Osasuna, o si hay un triple empate por la quinta y sexta plaza con Cádiz y Osasuna o bien si hay un cuádruple empate con Osasuna, Numancia y Cádiz. Osasuna, por el contrario, se quedaría fuera en una de las 81 combinaciones posibles: gana el Cádiz, empata con Valladolid y ganan Numancia y Oviedo.

Osasuna se enfrentará al Valladolid con las ausencias de Sergio Herrera y de Carlos Clerc, lesionados de gravedad. Además, Lucas Torró entrenó el jueves a menor ritmo, aunque se espera que llegue sin problemas al sábado. Así pues, no se esperan grandes cambios en el once rojillo.

Por su parte, el Valladolid, el equipo más goleador del grupo, afronta este reto sin Deivid, Lusimy y Cotán. Aunque sí estará Jaime Mata, el máximo artillero del grupo con 32 tantos. Aunque es un equipo que encaja muchos goles, tantos como 55, es el máximo anotador del grupo con 67 tantos, los mismos que el Rayo Vallecano. Entre De Tomás y Mata han anotado un total de 56 goles, casi el 84% de los goles del equipo.

RUEDA DE PRENSA DE DIEGO

RUEDA DE PRENSA DE SERGIO

CONVOCATORIAS

PREVIA CADENA COPE

‘Osasuna a Ritmo de Rock & Roll’, el sábado a las 20.00 horas

Mañana, a partir de las 20.00 horas, en Cope + (94.9 de FM o cope.es/pamplona) podrán seguir la retransmisión íntegra del partido con la narración de Fermín Astrain y con los comentarios de su consejo de sabios. Formado en esta ocasión por Alberto Sanz, Javier Salvador ‘Xaba’, Tomás Imaz, Kike Jurío y Xabi Mata. También estarán a través del teléfono Marta Sexmilo y Javier Iborra.

Estaremos pendientes de todos los goles que se vayan sucediendo en el resto de encuentros, informando en cada gol cómo queda la situación de Osasuna.

 

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here