.

Martes, 06 Septiembre 2016 08:51

Adventure in the USA, por Valeria Pascuet Pardo

Escrito por 

CAPÍTULO PRIMERO. La partida.


“Bueno, ¿y ahora qué?”. Eso es lo primero que pensé al bajarme del avión y darme cuenta que New York y el impactante JFK era una realidad. Después de dos años de exámenes y, sobre todo, de preparación futbolística, había llegado el día.


Ya se había pasado lo peor: las despedidas familiares y con los amigos. Eso fueron, sin duda, los momentos más difícil de mi vida. Pero el más dramático fue al facturar en Barajas, cuando al darme la vuelta veía cómo me alejaba cada vez más y más de mi madre y mi hermana. Pero esas lágrimas en la cara de mi madre no eran de tristeza, sino de alegría al ver a una hija cumplir su sueño.


Aunque esta aventura ya no era más un sueño, era ya una realidad. Los sueños son de inconformistas, no de ilusos.


CAPÍTULO SEGUNDO. Adaptación.


Llevo un mes en tierras estadounidenses y, por increíble que parezca, me siento como en casa. Lo que más me preocupaba, sinceramente, era la integración en el grupo, ya que llevaban jugando juntas dos, tres o cuatro años. Por lo que no sólo sabían cómo jugar la una con la otra, sino que la complicidad entre ellas era mayor que la que yo podría llegar a tener en un año. En teoría.


Soy de las que opina que, para jugar bien, primero hay que te tienes que sentir a gusto con tus compañeras. Pues bien, desde el primer día, me hicieron sentir como una más. Es verdad que los primeros días son un poco incómodos, no sabes con quién juntarte y eso impone. Yo tengo la gran suerte de haber elegido Rider y tener a mi lado a las mejores personas del mundo. Sigo pensando que todo esfuerzo está mereciendo la pena. Nunca hay que perder la pasión por lo que queremos.

Visto 231 veces Modificado por última vez en Martes, 06 Septiembre 2016 08:55