Compartir

El Yeclano es el campeón del grupo 13, el murciano. Es un viejo conocido de la afición navarra, puesto que ya se midió (y eliminó) al Promesas hace cuatro temporadas. Aunque apenas queda Chico de aquel equipo.

Cuentan con un entrenador argentino y ganaron la liga en Murcia con cierta holgura (le sobraron las tres últimas jornadas). Además, cayeron ante el Atlético Malagueño en la eliminatoria por el ascenso sin perder (0-0 en Málaga y 1-1 en Yecla), por un error de su lateral derecho.

AMPLIACIÓN

El Yeclano llegará a Cintruénigo con muchas dudas, tanto en lo deportivo como en lo anímico. Y es que el campeón murciano ha sido apeado por el Atlético Malagueño en la eliminatoria de los campeones sin haber perdido. El conjunto murciano empató a cero en Málaga, donde mereció mejor suerte, pero cedió un empate a uno en casa con un error del lateral derecho Mario. Lo que supone un palo anímico importante del que tendrá que reponerse a lo largo de la semana. Además, el técnico argentino del Yeclano contará con alguna baja importante y con varios jugadores tocados. Los delanteros Tonete e Iker Torres (máximo artillero del equipo) se encuentran tocados y no pudieron jugar los 90 minutos el último partido. Vivanco, por su parte, también se encuentra tocado. Además, Álex Vaquero, el centrocampista más creativo del equipo, no estará por sanción; al igual que Iván Pérez.

Notables ausencias las de Álex Vaquero e Iván Pérez para el técnico Sandroni. Y es que Iván Pérez es un lateral con mucha proyección ofensiva que ha anotado hasta 12 dianas esta temporada, aunque cinco fueran de penalti. Álex Vaquero es el eje del equipo, quien lleva la manija del conjunto murciano. Así pues, seguramente en Cintruénigo se vea un Yeclano completamente opuesto al que se verá en la Constitución.

El Yeclano es un equipo con mucha vocación ofensiva, con dos laterales muy profundos: Mario (derecha) y Iván Pérez (izquierda), con un solo pivote defensivo (Belforti) y acumulando mucha gente en punta, hasta cuatro jugadores: Javi Muñoz, Tonete, Iker Torre y Víctor Ruiz. Este último cae a banda, al igual que Javi Muñoz, jugador de mucha envergadura. También tiene mucha envergadura el delantero centro Iker Torre, el máximo artillero del equipo y del grupo con 24 dianas y de más de 1,90 de altura. Autor, además, del tanto del empate en casa ante el Malagueño, aun estando tocado. Entre Tonete, jugador veterano, el lateral Iván Pérez e Iker Torre han anotado el 60% de los goles del equipo. Dos de ellos se encuentran tocados y uno sancionado. El juego por bandas y centros al área al hombre referencia, el gigantón Iker Torre, es la principal virtud de este equipo que no ha perdido en casa en toda la temporada (14 victorias y seis empates).

Presumiblemente, con las bajas sensibles de Iván Pérez y Álex Vaquero, además de tanta duda, Sandroni variará algo el estilo de su equipo. Quizás no sea tan ofensivo en Cintruénigo, guardando un poco la ropa para el partido de vuelta, donde quieren resolver la eliminatoria. El doble pivote ya será más defensivo, con Vivanco y Belforti, el lateral zurdo será menos profundo y veremos si refuerza el medio campo con un tercer hombre o si juega con dos puntas y otros dos futbolistas en bandas.

Eso sí, se espera menos afluencia de público a la Constitución que en la primera eliminatoria, en la que acudieron alrededor de 4.000 seguidores yeclanos. Si los precios no son algo más populares, en estas segundas eliminatorias suele decaer el ambiente.

El objetivo de este equipo, a pesar de que no tiene un presupuesto excesivamente elevado, es el de ascender. Después de cinco temporadas en Tercera, el conjunto murciano quiere volver a Segunda B, categoría que ya disfrutó en la temporada 2011/12.

Partido de vuelta completo 

Partido de ida completo

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here