Domingo, 23 Abril 2017 16:13

Los demás deben entenderlo

Escrito por 

Leo estupefacto en Mundo Deportivo unas declaraciones de un periodista forofo de esos que analizan el fútbol con la bufanda de su equipo tapándose los ojos. Como no queriendo ver realmente lo que escriben, porque me da la sensación que si lo leyera, vomitaría encima. 

 

 

Ayer, en el partido de Osasuna-Sporting, también escuché a varios comentaristas, alguno compañero nuestro en Cope Navarra, que ante la agresión de Moi Gómez a Roberto Torres, la cartulina roja habría sido excesiva y que el colegiado debe leer el partido, no cargarse el mismo y entender que el futbolista va a muchas revoluciones por segundo.

Es verdaderamente lamentable que carguemos siempre contra los árbitros, contra los comités, contra los palcos, contra las federaciones… y los jugadores se vayan siempre de rositas a su casa. Los verdaderos culpables de esas dos situaciones anteriormente citadas no son el Comité de Competición ni Gil Manzano (que no expulsó a Moi, por cierto), sino los propios futbolistas: Neymar y Moi Gómez. 

Leo atónito que el Comité debería ser consciente de que esto es un espectáculo y que es el partido más importante del año y que los espectadores chinos (los chinos, los demás no debemos hacerlo) pagan por ver a los mejores. Gil Manzano debe interpretar que en un partido tan importante como el Osasuna-Sporting no debe dejar a un equipo con diez en el primer tiempo. Pero nunca, nunca es nunca, he oído criticar al Neymar o al Moi Gómez de turno. ¿Por qué no es consciente Neymar de que si insulta reiteradamente al árbitro le van a sancionar y tiene el Clásico a la vista? ¿Por qué no piensa Moi Gómez que, por una falta recibida en su propio campo, no puede pegarle una patada sin balón en el primer tiempo, pudiendo dejar con diez a su equipo en un partido trascendental para ellos? Nunca asumimos nuestra propia responsabilidad, siempre intentamos eludirla y cargar las espaldas de otro con nuestros propios errores. Eso, o el ‘y tú más’, también muy típico y muy instaurado en el fútbol (y política, ya de paso) de este país del Lazarillo de Tormes y del Buscón.

 

Visto 159 veces Modificado por última vez en Domingo, 23 Abril 2017 16:22
Más en esta categoría: « Sociedad podrida