Compartir
La Txantrea logró el sábado una nueva victorias, esta vez por 1-3 en la siempre difícil pista del Stilo. Triunfo que permite a las azules afianzarse en la segunda posición en la tabla.
No tuvieron fáciles las cosas las navarras, que no se adelantaron en el marcador hasta mediada la primera mitad con un gol de Diana, tras una buena asistencia de Eva. Después de este gol llegó el segundo, esta vez de María Miranda, en jugada de estrategia de córner. El resultado afianzaba el juego de las visitantes, que dominaban la posesión de balón ante un conjunto local que buscaba las espaldas de las navarras con pases medidos al hueco. Fruto de ello llegó el primero de las bilbaínas, que consiguieron batir a una Irati hasta entonces insuperable, con muy buenas intervenciones ante las intentonas locales.
Con este resultado se llegaría al descanso. La segunda parte seguiría la misma tónica. Posesión del balón de las azules e intentos de contragolpes de las del bocho. El tercero de las txantreanas llegaría de nuevo de estrategia. Esta vez era Rebeca la que aprovechaba un balón al borde del área para dejar el resultado definitivo. De aquí al final, fue un monólogo de posesión visitante sólo disputado cuando las locales arriesgaron con juego de cinco los últimos minutos, que sin embargo no se movería más.
1 StiloPatricia, Goiuri, Nerea, Eva y Tatiana. También jugaron Alaitz, Nora, Lierni, Jone y Marta.
3 Txantrea: Irati; Eva Porras, Villa, María Miranda y Diana. También jugaron Ane Cabasés, Vir Lázaro, Sandra Soto, Goretti Urtasun, Amaia Ibáñez, Rebeca Contin y María Goñi.
Goles0-1, minuto 10. Diana. 0-2, minuto 12. Maria. 1-2, mnuto 19. Lierni. 1-3, minuto 25. Rebeca.
El Orvina empató ante un rival directo

(Crónica de ACFSF) Tras firmar un espectacular a empate a seis una semana antes frente al líder Sala Zaragoza, el Bilbo Fútbol Sala femenino también igualó a tres en la pista del Orvina Lacturale Gurpea. Las de José Andrés Muñoz visitaron la difícil pista del quinto clasificado, en lo que fue un duro examen, por diversos factores, para las rojillas. Y lo resolvieron con un meritorio punto en el pabellón Ezkaba. Las bilbaínas se pusieron con 0-2 en la primera mitad, pero vieron como las navarras empataban en el último minuto justo antes del descanso. Luego, tras el 2-3, el Bilbo pagó una serie de inferioridades y decisiones arbitrales que irritaron a la entidad bilbaína. Los tantos del Bilbo, cuarto en la tabla, fueron obra de Pitxi (2) y de Jess.

“Fue un partido raro con dos partes muy diferentes. Empezamos fuertes y asentadas, dominando y haciendo las cosas bien con 0-2 salvo el último minuto de ese periodo, cuando nos empataron. Estábamos mucho mejor, con una ventaja que era justa. Pero nos hicieron dos goles. La segunda parte estuvo condicionada por la actitud prepotente e injustificada de los colegiados. El partido no tenía nada y tuvieron un comportamiento contra nosotras, tanto contra el banquillo como con las jugadoras en cancha. Aún así, nos adelantamos 2-3. Y tras una roja directa, que no se la cree ni el maestro armero, nos empataron. Nuestra delegada y nuestro segundo entrenador también fueron expulsados. Desde el 2-3 jugamos en inferioridad. La segunda mitad fue condicionada por la labor de los árbitros” declaró José Andrés Muñoz, entrenador del Bilbo.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here