Compartir

Julio Iglesias hizo famosa una canción que llevaba este mismo título, la vida sigue igual. Y es una de las primeras cosas que se me han venido a la cabeza una vez analizado el partido de ayer y escuchado el resumen de ‘Osasuna a Ritmo de Rock & Roll’ de Cope +. La vida sigue igual.

Siempre hay por quién vivir por quien amar
Siempre hay por qué vivir por que luchar
Al final las obras quedan las gentes se van
Otras que vienen las continuarán
La vida sigue igual

Pocos amigos que son de verdad
Cuanto te halagan si triunfando estás
Y si fracasas bien comprenderás
Los buenos quedan los demás se van

Osasuna no convenció, los ánimos de los aficionados siguen siendo una montaña rusa, el juego de este equipo no enamora, el rival mereció mejor suerte que nosotros, los árbitros no ayuda nada… la vida sigue igual, en definitiva. Aunque lo cierto es que queremos ver luz más allá de la derrota y de la imagen del equipo. Y la hay, estoy convencido. Mucha luz, de hecho.

Dejando a un lado lo obvio, que Osasuna no convenció, que fue inferior al Mallorca en cuanto llegadas al área, que no supo doblegar el entramado del conjunto bermellón, que no mostró una buena imagen, que la vida sigue igual en definitiva… lo cierto es que hay lugar para el optimismo en la tarde de ayer en Mallorca. Lo primero, para mí fundamental, es que se vislumbran muchos cambios con respecto al año pasado. Y eso es un gran avance. El técnico habla más claro, sin necesidad de dar charlas futbolísticas, sus discursos son más comprables y con menos excusas. El estilo de juego, quizás con algo menos de método, también parece tener una variante importante, menos toque estéril y más diagonales a los extremos, que parece este año pueden ser fundamentales. Obviamente, la maquinaria no carburó en Son Moix, no vamos a engañar a nadie, pero ciertos cambios sí se atisbaron en el juego de Osasuna.

Rueda de prensa de Jagoba Arrasate

Otra novedad importante es, aunque obligado por las bajas, la presencia de mucho canterano y navarro en la convocatoria y en el once. Íñigo Pérez se antoja fundamental en el eje del centro del campo, Olavide dejó varios destellos importantes, David García (‘El Mariscal’) estuvo imperial, Unai García sigue consolidado en el centro de la zaga y Juan Pérez estuvo casi perfecto en su debut con el primer equipo en un partido oficial. Además, Roberto Torres, Oier y Kike Barja también estuvieron en el once titular, e Imanol García salió en el segundo tiempo. Este año, la cantera tendrá más protagonismo que con Diego Martínez. No es muy difícil, la verdad.

David García, Íñigo Pérez y Juan Pérez fueron los más destacados del partido de ayer a mi juicio, aunque cierto es que Nacho Vidal y Brandon dejaron muy buenas sensaciones. Así pues, Fran Mérida (sin no juega de medio punta), Rubén Martínez y Aridane deberían tener muy difícil entrar en el once en estos momentos.

Para mí, todo eso son aspectos muy positivos que pueden ayudar al equipo a crecer, pueden ayudar a que la afición se vuelva a sentir identificado con su club. Y, por consiguiente, a que Osasuna vuelva a pelear por estar entre los mejores. Aunque, ciertamente y no nos engañemos, con el juego de ayer y a estas alturas de temporada, estamos muy lejos de ese objetivo. Hacen falta un par de retoques (pivote y banda) para que este equipo tenga verdaderas opciones de luchar por las seis primeras plazas.

Plantilla algo descompensada

Osasuna cuenta con zagueros contrastados en la categoría. Cuatro centrales de categoría: Unai García, David García, Aridane y Miguel Flaño; más los laterales Lillo, Nacho Vidal y Clerc, incluyendo al polivalente Oier. Cuenta con hasta cuatro porteros, si contamos con el jovencísimo Iván Martínez y el lesionado Sergio Herrera. No obstante, en el centro del campo, en la zona de creación, Íñigo Pérez va a necesitar ayuda. Y desde mi punto de vista, Oier no tiene el ritmo suficiente para jugar en esa posición. También se espera la llegada de un hombre de banda. Y ojo, que habrá que ver el rendimiento de los delanteros de este equipo. De momento, en el primer partido, David Rodríguez suspendió. Estuvo muy desconectado durante todo el partido. Habrá que ver el rendimiento del veterano Xisco. Brandon Thomas, por otro lado, sí mostró algo en los minutos que estuvo en el terreno de juego. Y de Juan Villar también se espera bastante.

Pocos amigos que son de verdad
Cuanto te halagan si triunfando estás
Y si fracasas bien comprenderás
Los buenos quedan los demás se van

Resumen del programa ‘Osasuna a ritmo de Rock & Roll’

Análisis del socio

‘Bueno, feo y malo’ de Alberto Sanz

Tertulia rojilla de Cope +

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here