.

Jueves, 18 Mayo 2017 11:17

El Calahorra más navarro se la juega en Zaragoza

Escrito por 
El Calahorra celebró el título de liga. El Calahorra celebró el título de liga. Cedida

Con siete jugadores de la Comunidad foral en sus filas, el campeón de la Tercera riojana luchará por ascender a Segunda B contra el Deportivo Aragón.

 

El Calahorra se ha proclamado campeón de la Tercera riojana por segundo año consecutivo, lo que implica que ya ha logrado la mitad del objetivo marcado para la temporada: el ascenso a Segunda B. “Lo primero era ser campeones, porque eso te abre más vías para poder ascender (en primera instancia, los campeones de grupo se enfrentan en una eliminatoria directa). Lo hemos conseguido, y ahora hay que intentar rematar”, comenta el entrenador, Eduardo Arévalo. El equipo riojano, con siete navarros en sus filas, cinco llegados esta temporada, se mide al Deportivo Aragón, filial del Zaragoza.

En Calahorra, el ascenso es casi una obligación, y para conseguirlo llegaron los navarros Álex Satrústegui (Osasuna B), Joseba Alcuaz (Txantrea), Íñigo Astudillo (Ardoi), Xabier Barace y Eder Azparren (los dos últimos de la Peña Sport), que se unían a Fernando Rubio y Raúl Almagro. “En la tercera riojana quizás se nota más la diferencia entre los equipos de arriba y los de abajo y, en ese aspecto, el jugador navarro está más habituado a una competición de 38 partidos en los que puedes ir a casa del último clasificado y pasarlo mal o perder. Está más acostumbrado a competir durante más partidos igualados a lo largo del año”, explica Arévalo.

El Calahorra ha funcionado como un reloj, cerrando la temporada con 116 goles a favor y sólo 20 en contra. Xabi Barace, Fernando Rubio y Álex Satrústegui, los tres con 17 dianas, son los máximos artilleros. Con 13 tantos, el siguiente es Joseba Alcuaz, que reconoce que les costó arrancar, “porque había mucha gente nueva venida de diferentes equipos. Ahora hay un gran ambiente y eso ayuda en los resultados”. En el equipo no hay grupos, no hay navarros o riojanos, sino un gran bloque de amigos y compañeros, como explica Satrústegui: “La verdad es que nos acogieron muy bien. Todo fueron facilidades y ayudas. Así que estoy muy agradecido. Todos se portaron de chapeau desde el primer día”.

La siguiente piedra en el camino del Calahorra está en Zaragoza, con el Deportivo Aragón, un equipo que el Eduardo Arévalo define como “el típico filial muy pelotero, muy combinativo, con jugadores con mucha calidad técnica”. Cosa que no quita, eso sí, para ver la eliminatoria al 50%. “Los aficionados, la gente del pueblo, el club… tienen mucha ilusión por subir y todo el mundo está volcado con el equipo. Puede que un poco de presión sí que tengamos”, añade Joseba Alcuaz, que sin embargo, tampoco lo ve como algo que les vaya a lastrar. “Somos dos primeros, así que no creo que haya favoritos. Los dos seremos competitivos y los dos tendremos nuestras opciones”, cierra Satrústegui.

Un viaje largo pero corto

En Calahorra se hacen cuatro entrenamientos a la semana en pretemporada y tres durante la temporada regular, con lo que eso conlleva para los navarros que se tienen que desplazar a la localidad riojana. Fernando Rubio es el que menos problema tiene, ya que reside en el pueblo vecino de San Adrián. Eder Azparren y Xabier Barace viajan desde Tafalla y el resto, desde Pamplona. Almagro, Astudillo, Alcuaz y Satrústegui recorren los algo más de 80 kilómetros juntos en un coche. Astudillo no tiene carnet y  el resto van rotando en la conducción. “Al principio pensaba que iba a ser muy duro viajar tanto, pero entre que nos llevamos muy bien y estamos todo el camino hablando de nuestras cosas, se nos pasa volando”, afirma Satrústegui. Joseba Alcuaz está de acuerdo con eso: “Los días de partido hablamos sobre lo que hemos hecho y lo que podemos mejorar y entre semana nos entretenemos escuchando la Champions, la Europa League… La verdad es que es muy ameno, y sobre todo con Raúl (Almagro) y Astudillo nos echamos unas risas”.

Visto 106 veces Modificado por última vez en Jueves, 18 Mayo 2017 14:52