Compartir

Aparentemente, el sorteo no ha sido excesivamente benévolo para los equipos navarros. No es que los rivales sean excesivamente conocidos o aparentemente de renombre, exceptuando el filial del Oviedo. Sin embargo, parecen rivales de cierta entidad.

El Bergantiños, rival del Cirbonero, ha acabado la liga en segunda posición en el grupo gallego, sólo superado por el Compostela. Con lo que, a priori, parece ser un buen equipo. Los riberos tendrán muchas dificultades.

CIRBONERO-BERGANTIÑOS (Sábado, 18.00 horas)

El Bergantiños disputará la segunda Fase de Ascenso consecutiva. Hace dos temporadas, el conjunto coruñés luchaba por eludir el descenso, y el cambio de este equipo ha sido radical. El pasado ejercicio acabó cuarto cuajando una segunda vuelta sensacional, sin perder un solo partido. Esta campaña, los de Miguel Figueira han acabado en segunda posición, únicamente superados por el Compostela, por seis puntos.

Este equipo parece ser un equipo muy bien trabajado tanto físicamente como tácticamente. Cuenta con el Zamora del grupo Cristopher, que ha encajado 28 goles en 36 partidos (0,78 de media). Además, de con el tercer máximo anotador, Rubén Rivera (19 tantos). Cuenta además con varios futbolistas con experiencia en la categoría de bronce del fútbol español. Es el caso del veterano lateral derecho Borja Facal, ex del Murcia y del Compostela; Pablo Antas, ex del Lugo y Somozas; Jorge Sáez, ex del Rayo B, Getafe B y Burgos; o el propio Rubén Rivera, ex del Montañeros, Avilés, Coruxo y Boiro.

Cuenta con una gran envergadura y basa su juego en muchas llegadas por banda y centros al área, donde cuentan con mucha llegada de Rivera y de hombres de atrás. En el centro del campo tiene un doble pivote muy sólido y de garantías, Toni Míguez y Baleato, aunque la magia la ponen Antas y Jorge Sáez por delante. El gol es para Rubén Rivera y el extremo Iago Blanco, que jugando en banda ha anotado nueve dianas. No obstante, el gol está muy repartido entre todo el equipo.

Es un equipo con importantes recursos económicos y también deportivos. Saben tratar bien el balón, tiene mucha envergadura y seguramente muy buen físico. Y además, rentabiliza al máximo todas las jugadas a balón detenido. La prueba es que entre el lateral Facal, el central Iago López y el pivote defensivo Baleato han anotado un total de 20 goles. Aprovechan también los saques largos de banda al área. El Cirbonero tendrá que tener muy en cuenta todas las jugadas de estrategia.

A pesar de ser el segundo equipo más goleador del grupo, su punto fuerte quizás sea la solidez defensiva, ya que es el equipo menos goleado del grupo. No en vano, ha mantenido la portería imbatida hasta 17 jornadas. Ha alcanzado los 80 puntos esta temporada.

El césped es de hierba artificial de última generación, de 102×64 metros. Así que el estado del terreno de juego no deberá influir en exceso al Cirbonero, como así sucedió frente al conjunto cántabro del Cayón hace dos temporadas.

 

Por su parte, el Alcalá ha acabado cuarto en el grupo madrileño, uno de los de mayor potencial de toda la Tercera División. Cierto es que los equipos más potentes están en Segunda B, pero por delante del Alcalá acabaron conjuntos como Rayo B y Getafe B, lo que hace presumir un rival complicado también. Un viejo conocido de la afición rojilla y navarra es el máximo anotador del equipo, Álvaro Castiella. Este será el rival del San Juan, que tendrá sus opciones de pasar. El campo del Alcalá es uno de los más amplios y grandes de España.

ALCALÁ-SAN JUAN (Domingo, 11.30 horas)

El Alcalá no es uno de los equipos de la Comunidad de Madrid más conocidos. Sin embargo, cuenta con un histórico de dos décadas en Segunda B. La última etapa, desde 2009 hasta 2013. Desde su último descenso, esta es la primera vez que logra meterse entre los cuatro primeros clasificados. No parece un equipo tan temible como otros años parecía haber en este grupo, aunque sí parece ser un equipo peligroso. Y es que se ha optado por un bloque más o menos joven con mucho hambre. Alguno, como Sergio Nanclares, cuenta con experiencia en Segunda B, pero por lo general se ha apostado por futbolistas destacados de Tercera. El único jugador que pasa los 37 años es el guardameta Juancho (37).

En cuanto a los números, el Alcalá ha terminado cuarto con 72 puntos, a dos del Rayo B y a siete del campeón. Es el segundo equipo más goleador, con 63 dianas y el cuarto menos goleado con 32.  En cuanto a goles, efectivamente no son números excesivamente llamativos. Su máximo artillero es un viejo conocido de la afición rojilla, el navarro Álvaro Castiella, con 14 dianas.

El estadio en el que juega como local es un campo de hierba natural que trastoca los planes de un San Juan acostumbrado a la hierba artificial. Las dimensiones son muy grandes, 108×70, lo que hace suponer que el Alcalá será un equipo al que le guste llevar la iniciativa y aprovecharse de las medidas de su campo. Si el San Juan le deja jugar rápido al Alcalá, sufrirá mucho en ese campo tan ancho. Además, el conjunto madrileño cuenta con varios jugadores bastante habilidosos por banda, además de con mucha movilidad entre líneas. Le gusta jugar con los laterales largos y saliendo jugando desde atrás. El capitán Gonzalo es el que inicia siempre la jugada desde el eje del centro del campo, con la intención de buscar gente por dentro para acabar jugada en banda.

A pesar de que es un equipo al que le gusta tener el balón, llevar el peso del partido y con superioridad en bandas, el técnico también tiene bien trabajada la estrategia y ha hecho varios goles de cabeza a la salida de saques de esquina.

La defensa es bastante inamovible, con Del Molino en banda derecha y Navarro en la izquierda. Como centrales jugarán Benítez y Ortiz. En el centro del campo Gonzalo suele ser el primero en ofrecerse, con Nanclares y Joshua Zapata por delante. En bandas es donde más alternativas puede tener el equipo con Tahiri, David López y Gonzalo Merchán, que está acabando muy bien el año. Pablo Rojo podría también ocupar un puesto por dentro o por fuera. Arriba, Álvaro Castiella parece que estará en el ataque, aunque no juega tanto como referencia arriba, sino con mucha libertad de movimientos para bajar a recibir e intercambiar su posición con los jugadores de segunda línea.

El Burladés se enfrentará al Plasencia ha sido tercero y será el rival del Burladés. No obstante, este equipo ha peleado con Don Benito y Cacereño por el título hasta el final, con lo que tranquilamente podía haber acabado en primera posición. La racha de este equipo en el último tramo de liga es sensacional, así que los de Elías Tomé tendrán también un duro rival por delante.

BURLADÉS-PLASENCIA

El Plasencia es un equipo que sufrió mucha remodelación en el verano pasado, con importantes y numerosas llegadas. El proyecto es, por tanto, ambicioso. Aunque el objetivo principal era el de alcanzar la Fase de Ascenso 14 años después de la disputa de su última promoción de ascenso. Curiosamente, igual que el Burladés. Luchar por el ascenso parecen palabras mayores para un equipo que sólo ha estado cinco temporadas en Segunda B en toda su historia, repartido en tres épocas distintas. La última de ellas del 97 al 99. En la última década, también ha perdido en dos ocasiones la Tercera.

De la última Fase de Ascenso disputada por este equipo sobreviven dos futbolistas, algo poco habitual: Luismi, el máximo anotador del equipo y del grupo con 21 goles, y el centrocampista defensivo Borrallo, que ha vuelto a la práctica del fútbol después de dejarlo. El primero sí parece un jugador fundamental en el esquema de Pastelero, mientras que el segundo no es de los habituales.

En su plantel cuenta con una mezcla de veteranía y juventud, aunque sus jugadores fundamentales son los veteranos, como el guardameta Álex (33), Luismi (31), Durantez (35), Gilarte (32) o Aaron (33). El veterano portero Álex ha recibido 22 goles en 28 partidos, mientras que Durantez da consistencia y músculo al medio campo, Gilarte pone la creatividad en la parcela ancha y Aaron, la magia desde la izquierda. Arriba, el hombre gol es Luismi.

Este es el equipo más goleador del grupo con 75 tantos en 38 partidos, lo que hace una media casi de dos goles por encuentro. Entre tres futbolistas (Luismi, Karim y Aaron) han marcado casi el 60% de los goles. Por el contrario, ha encajado 29 dianas, siendo el cuarto que menos encaja. Quizás, coincide que la defensa es la zona más inexperta del equipo.

A priori, en banda derecha jugará Cifuentes, que venía como lateral derecho. Por la izquierda es donde más peligro puede llevar el Plasencia, con el veterano Aaron, el ex del Cacereño. Por dentro, Gilarte es un extremo reconvertido a mediocentro con buen trato de balón. Durantez es el músculo y el que da equilibrio e Iván Henares el que jugará de enganche. Arriba podrían jugar tanto Luismi como Karim, los máximos artilleros del equipo con 21 y 13 dianas respectivamente.

A pesar de ser un equipo que ha marcado mucho gol, parece ser un conjunto que apuesta por llegar rápido a bandas, donde llega el verdadero peligro de este equipo. El balón detenido también es una de sus armas, con buenos lanzadores. Habrá que tener muy en cuenta, sobre todo en Ripagaina, con los saques de banda en largo de Durántez, un interesante recurso de los de Pastelero.

En cuanto a números, sólo ha perdido un partido en toda la segunda vuelta, en la que ha dejado escapar once puntos de 57. Encadena diez victorias consecutivas y sólo ha dejado escapar siete puntos de 57 en su campo (una derrota y dos empates). El Olivenza, un equipo que ha peleado por eludir el descenso, ha sido el único capaz de asaltar el campo del Plasencia.

Ha estado peleando por el título de liga hasta la penúltima jornada con el Don Benito, a pesar de que ha quedado tercer clasificado. Y es que la extraordinaria racha final ha dejado al Plasencia a un punto del Cacereño y a tres del campeón.

El campo es de hierba natural y parece ser largo (105 metros), aunque no excesivamente ancho (63 metros). Cuenta con una pista de atletismo alrededor, parecido al antiguo campo de El Soto de Burlada.

Durántez, polémica

En las últimas semanas, el Plasencia fue noticia por desacertado y desagradable vídeo grabado por uno de sus jugadores, el veterano Durántez, en contra del Moralo. Posteriormente y con el revuelo formado, Durántez pidió disculpas a la afición rival.

La Mutilvera se medirá al Real Oviedo B, el Vetusta. Como filial, seguramente sea un equipo físicamente muy bien trabajado y con mucha calidad. Pero con inexperiencia. En el conjunto astur juega Aitor Navarro, el ex de Izarra y Mutilvera.

MUTILVERA-OVIEDO (Sábado, 18.00 horas)

 

 

 

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here