Compartir

De nuevo, este fin de semana no ha podido ser completo para los equipos navarros. El Tudelano vuelve a dar la alegría, mientras que Osasuna Promesas, Izarra y Peña Sport no pueden conseguir la victoria. Y ya son cinco jornadas seguidas sin ganar.

El Tudelano se impuso por 0-2 en Mieres con dos goles en cinco minutos en el primer tiempo. XX e Ibai Ardanaz fueron los autores de los tantos.

Acta del Caudal-Tudelano.

Con esta victoria, el Tudelano continúa invicto en liga, con tres empates y dos triunfos. Los de Íñigo Valencia, además, han sumado dos triunfos y un empate a domicilio en lo que se lleva disputado de campaña.

Por su parte, Osasuna Promesas logró igualar a dos un partido que tenía perdido en el descanso (2-0). El conjunto rojillo todavía no conoce la victoria en liga. Y aunque este equipo sigue creciendo a pasos agigantados, lo cierto es que los errores atrás le están costando muy caros al filial rojillo.

Acta del Caudal-Osasuna Promesas.

Crónica: Javier Salvador ‘Xaba’ (@xaba_lerin)

El Promesas consiguió rescatar un punto en su visita a Villaviciosa en una gran segunda parte de los de Sergio Amatriain.

Hubo novedades en el once inicial con la vuelta de un inspirado, combativo y asistente Julen Hualde al lateral derecho. En el centro de la defensa, Diego Rubio estrenaba titularidad, desplazando a Perea al pivote y a Adrián Aranguren al banquillo. En los extremos, Barja partía desde la izquierda (cambiado con respecto al inicio del sábado pasado) y era Jordan, quien estuvo bastante participativo, el que atacaba por el flanco derecho.

Tras un buen inicio de partido, el filial rojillo pudo adelantarse en el marcador con varias llegadas peligrosas que fueron desbaratadas por la defensa negrilla. En apenas siete minutos, los locales aprovecharon dos errores puntuales de Rubio, uno de ellos al cometer un penalti innecesario, y otro en un despeje de cabeza al punto de penalti, para ponerse 2-0 en el marcador. Montero y Mendi aprovecharon para poner una excesiva ventaja de dos goles en el marcador.

No tiraron la toalla los visitantes. En los dos últimos minutos de la primera parte consiguieron generar situaciones importantes. Una de ellas se tradujo en un gol anulado a Kike Barja; otra, en la expulsión de Carbonell, que derribó a Barbero cuando se plantaba delante del portero local.

La segunda mitad fue un monólogo del Promesas, que atacaba con paciencia pero con insistencia, con los laterales jugando por delante del balón y creando superioridades por banda. A los diez minutos de la reanudación, Javi Martínez recogía un balón en el borde del área y, con un gran disparo, conseguía colar el balón por la escuadra derecha de la portería defendida por Porrón.

Continuaba el incesante ataque rojillo en busca del empate. Este llegó a los 63 minutos, cuando Kike Barja, de la misma forma que ayer atacaba Coris el área a un centro de banda contraria, lograba cabecear a la red una gran asistencia de Julen Hualde desde la esquina derecha. No deja de sorprender la actitud y la calidad competitiva de este último que, a pesar de ser zurdo, maneja sensacionalmente bien la pierna derecha. Por el otro lado, Endika se mostró incansable, tanto en el trabajo defensivo, como en el ofensivo.

A punto estuvieron los tres puntos de volar hacia Pamplona en varias ocasiones. Una estuvo en la cabeza de Perea, después de la enésima jugada preparada en el laboratorio de Tajonar por César Monasterio, pero su remate salió lamiendo el palo derecho. Barbero, en otra ocasión, y Jordan, en un mano a mano, también estuvieron cerca de dar el triunfo a los rojos, pero Porrón consiguió taparles.

Sensación agridulce por no consumar la remontada, pero este equipo tiene alma y va creciendo en cada partido. Cada choque, además, más jugadores se van sumando al bloque. El buen trabajo con los chavales terminará dando sus frutos. Seguro que tanto Diego como Braulio, que estuvieron viendo el partido en Asturias, vayan tomando cuenta de ello.

No pudo llevarse los puntos el Izarra ante el todopoderoso Mirandés, que sumaba diez puntos de 12 hasta pisar Merkatondoa. Los de Diego Prendes conseguían mantener el 0-0 hasta el minuto 87 dejando una muy buena imagen. Sin embargo, el goleador Diego Cervero le dio los puntos al conjunto burgalés a escasos minutos para el final del choque. Con esta derrota, el Izarra continúa penúltimo en la tabla con un solo punto de 15 posibles.

Acta del Izarra-Mirandés.

Este encuentro ha sido muy especial para dos futbolistas. Para Pito Camacho, un jugador muy querido en Estella que volvía a Merkatondoa con la camiseta de otro equipo, la del Mirandés. Y para Bruno Araiz, que cumplía su partido 500 con el Izarra. Espectacular lo del capitán estellés.

Por último, la decepción se la llevaron los aficionados de la Peña Sport, que vieron en Tafalla el peor partido de su equipo en lo que va de temporada. Los de David Ruiz, que habían perdido todos sus partidos por la mínima, recibieron un inapelable 1-6 ante el filial del Sporting en el San Francisco de Tafalla. Una semana más, por tanto, la Peña Sport cierra la tabla.

Acta del Peña Sport-Sporting B.

Clasificación del GII de Segunda B

 

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here