Compartir

Osasuna volvió a ganar después de cuatro empates seguidos y cinco jornadas sin vencer. Lo hizo sin gran brillantez y sin mucha continuidad en el juego en Tarragona, pero lo hizo. El conjunto rojillo aprovechó los dos regalos, uno de ellos esperpéntico, del Nastic para imponerse 0-2 y convertirse de nuevo en el equipo que más ha puntuado a domicilio esta temporada. Sin enamorar, pero los números de Osasuna a domicilio están siendo realmente sobresalientes: 30 puntos en 19 salidas en las que únicamente ha encajado nueve tantos. Sencillamente brillante.

Sin embargo, lo cierto es que Osasuna no ha mostrado mejoría alguna en su juego. Supo aprovechar bien los errores del rival y anotó en dos de las tres llegadas que dispuso a lo largo de todo el partido para llevarse los tres puntos del Nou Estadi. Pero lo cierto es que el equipo no propuso gran cosa en el Nou Estadi. Una victoria que vuelve a invitar a soñar, porque las matemáticas siguen dando. Dependiendo de lo que haga el Albacete ante el Cádiz en el Carlos Belmonte, el sexto puesto podría estar a dos, tres o cuatro puntos. Y los rojos todavía tendrán que medirse a tres rivales directos como Oviedo, Numancia y Valladolid.

De los 15 partidos que han enfrentado a Osasuna con el resto de los diez primeros clasificados hasta el momento, sólo ha perdido cuatro: Huesca, Sporting, Zaragoza y Oviedo. El resto, cinco victorias y seis empates. Números que invitan a soñar. Benditas matemáticas, que nos están aferrando al sueño de jugar la Fase de Ascenso. Esperanzas que se disipan en El Sadar, con el juego del equipo. Así pues, será clave el partido del próximo fin de semana ante el Oviedo para que Osasuna pueda entrar en esa ansiada Fase de Ascenso.

Del partido de hoy, se entiende por qué el Nastic está donde está, con una defensa que comete muchos errores. Y por qué Osasuna se mantiene todavía con opciones, porque a pesar de no proponer en exceso, cuenta con jugadores de calidad que resuelven y rentabilizan casi al máximo las ocasiones de gol. Queda dar las gracias, por tanto, la candidez de Jiménez en el primer gol y de toda la defensa, incluido el guardameta, en el segundo tanto. El de Xisco. Un gol que dará vueltas en todos los zapping del mundo del fútbol. Esperpéntico, irrisorio, despropósito total… pero gol, uno más para la cuenta anotadora de Xisco, que suma siete dianas en 1.644 goles.

Bien Miguel Flaño

La titularidad de Miguel Flaño, regalo envenenado de Diego Martínez hacia el de Noain, fue aprovechado por el veterano central para cuajar un partido más que correcto. A la altura del partido, de las circunstancias y de su pareja de baile Aridane. Tan inexplicable que Miguel Flaño gozara de la titularidad esta semana que ha “rajado”, como su ausencia absoluta durante toda la temporada. Ni siquiera cuando Osasuna ha jugado con tres centrales ha tenido sitio el de Noain, quien parecía ser el cuarto o quinto central esta temporada. Ahora, en los momentos más delicados de la temporada, Diego le da la alternativa. Lo que no sé ya es si lo hace por reconocer los méritos de Miguel Flaño, o por otros motivos que se me escapan. Porque alternativas que ha utilizado durante toda la temporada tenía para haber dejado en el banquillo a Flaño, como lo ha hecho durante el resto de la campaña.

Lucas Torró, sobresaliente

El ‘Centinela’ Lucas Torró demostró ser uno de los valores de futuro de este equipo. Tanto en el trabajo de recuperación y de defensa, como en la salida de balón y llegada al área. El de hoy domingo ha sido uno de los partidos más completos del alicantino, a quien sólo le faltó el gol. Un tanto que tuvo muy muy cerca, cuando en las postrimerías del encuentro estrelló un balón en la base del poste derecho del meta rival.

Róber Ibáñez, el autor del primer tanto, también fue uno de los jugadores destacados de Osasuna, buscando siempre ser muy vertical en el juego. Sin embargo, acabó con problemas musculares, su principal caballo de batalla durante la temporada.

#SePuede, claro que se puede

Restan cuatro finales por delante y Osasuna cuenta todavía mantiene opciones de disputar la Fase de Ascenso. Jugadores hay para conseguirlo, y afición también. Así pues, habrá que tener fe y seguir apoyando a este Osasuna, aunque no enamore.

 

‘El bueno, el feo y el malo’ de Javier Iborra

Rueda de prensa de Diego Martínez

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here